Manifestación el 28 de mayo: PAN, TRABAJO, TECHO, DIGNIDAD

Marcha22M_2016

La Unificación de la Luchas es el único camino

 Pan, trabajo, techo y dignidad.  No al pago de la deuda

                                             

Tras un año repleto de citas electorales y de ilusiones, las Marchas de la Dignidad plantean que, sea cual sea el próximo gobierno, la decisión de los grandes poderes económicos parapetados tras la Unión Europea y el FMI es imponer -como en Grecia- nuevas contrarreformas laborales, más recortes de las pensiones, más degradación y privatizaciones de los servicios públicos. La cuestión, pues, es cómo nos preparamos y reunimos toda la fuerza obrera y popular necesaria para enfrentar los dictados y planes agresivos que se nos vienen encima; cómo mantenemos la movilización y la unidad popular más enérgicas; en suma: cómo nos organizamos para ese inevitable enfrentamiento con una Comisión Europea que hasta la política de Rajoy no le parece suficientemente dura y decidida.

Mientras la corrupción impregna todas las instituciones, empezando por la Casa Real, nos dejan sin trabajo, sin casa, sin sanidad, sin pensiones, sin educación, sin estudios… Se regalan cientos de miles de millones a la banca que se transforman en deuda pública: todo un verdadero robo sin precedentes que no responde a ninguna necesidad real económica y social. El Pago de la Deuda a estafadores y especuladores está consagrado como prioridad absoluta por el artículo 135 de la Constitución. Todo, los servicios públicos, las pensiones, los derechos laborales, todo, se subordina a los dictados de la UE, del BCE y el FMI, mediante el Tratado de Estabilidad de la Zona Euro y la Ley 2/2012. Y apenas se habla de eso.

El Régimen del 78, empezando por la Monarquía, se descompone y ya es imposible ocultar que su Constitución no garantiza los verdaderos derechos y libertades para el pueblo. La única salida que ofrecen es seguir manteniendo los beneficios de los mismos culpables de este estado de excepción social, Las tasas de paro son escandalosas; aún más en las mujeres, que ganan casi un tercio menos, y en la juventud (superiores al 50%) y decenas de miles en la desesperación o el exilio. Cerca de tres millones de personas carecen de cualquier tipo de ingreso. Las más pobres de todas son las trabajadoras inmigrantes, expulsadas de sus países por las mismas multinacionales occidentales  tras haberlas mortificado allí. Y entre quienes tenemos empleo, somos millones los trabajadores pobres por obra de las contrarreformas laborales que masifican la precariedad laboral.

Como respuesta a la movilización social contra estas criminales políticas, el gobierno aumenta la represión contra el pueblo. Usan leyes como la “mordaza” o las “antiterroristas” para encarcelarnos y recortar derechos y libertades. Nos declaran la guerra aquí, tras declararla impunemente fuera. Efectivamente, generan guerras imperialistas y usan nuestros impuestos para financiar la masacre de otros pueblos.

¿Hasta cuándo vamos a aguantar?, es hora de organizarse, de retomar las calles, de decir ¡Basta! Solo con la organización y la lucha podremos conseguir el verdadero programa que necesitamos. Y que pasa por:

  • No pagar la Deuda ilegitima y odiosa. No a la Europa del Capital.
  • No al Régimen de 1978 de la falsa Transición. Proceso constituyente.
  • Derogación de todas las reformas laborales que instalan y masifican la precariedad. Por el derecho a la renta básica.
  • No importa el origen para los derechos. Ningún ser humano es ilegal.
  • Revertir las privatizaciones. Servicios públicos de calidad. .
  • Paralizar inmediatamente los desahucios. Derecho a la vivienda y los servicios básicos de luz, agua y gas.
  • Defender los derechos de las mujeres. Contra la violencia de género.
  • Futuro digno a la juventud que no le obligue al exilio o la migración.
  • Salida de la OTAN y fuera las Bases, Ni un euro para la guerra.
  • No al TTIP. (No a los tratados con trasnacionales que destruyen todo derecho social.)

Desde Cádiz, una provincia ya en crisis antes de que estallara, manifestamos nuestra convicción de que hemos de seguir con el mismo espíritu de movilización, de determinación y de unificación de luchas que hemos mostrado desde que comenzaran las Marchas de la Dignidad, dando el protagonismo a quienes luchan día tras día entre nuestro pueblo que sufre. Porque sólo de ahí podremos reunir la fuerza para no desviar nuestros objetivos. Y para vencer, que venceremos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s