Caos en el acto de adjudicación de vacantes y sustituciones en Sevilla del 18 de octubre

Caos en el acto de adjudicación de vacantes y sustituciones en Sevilla del 18 de octubre, por David Vargas

En USTEA-Cádiz no entendemos lo que ocurrió el pasado miércoles en Sevilla. La Consejería convocó un acto público extraordinario para cubrir unos 230 puestos docentes, entre vacantes y sustituciones de algunas especialidades cuyas bolsas se habían agotado.

La lógica de la Consejería era hacer en un día lo que habían tenido meses para hacer. Para ello, rastrearon en su base de datos que personas que estaban en cualquier bolsa tuvieran la titulación habilitante para cubrir los puestos ofertados. Hasta ahí podía parecer incluso aceptable si no fuera porque habían tenido meses para convocar bolsas extraordinarias en esas especialidades. Pero lo que no es normal ni lógico ni siquiera ético es convocar a unas mil personas para cubrir 230 puestos. Lo que no es aceptable desde ningún ignoto rincón del sentido común es convocar en Sevilla un acto para toda Andalucía y que una persona de Almería viaje más de cuatro horas, se gaste un dinero curioso en gasolina o transporte público y cuando llegue al acto se encuentre que tiene el número 215 para Física y Química. Y, por supuesto, ha ido para nada.

Sí, porque se les daba un número a cada participante que se acreditase y que hubiese sido convocado. Pero nadie sabe de dónde salía ese número. Los organizadores del acto dijeron a quien les preguntó que se trataba de quien hubiese estado más tiempo en bolsa (ojo, no tiempo de servicio porque la mayoría tenía 0 días trabajados). Y nos preguntamos: si alguien entra en bolsa después de las oposiciones de 2010 y todos entran el mismo día, ¿cómo se dilucida? Al parecer, a partir de la letra K.

En resumen, no nos parece que se pueda tratar así a los trabajadores ni de la Educación ni de ningún otro sector. Si las bolsas restringidas se pueden dilucidar en unos días, no tiene sentido montar esa “subasta” sin garantías ni lógica más allá de vender a los medios de comunicación que la Consejería “consigue” contratar a los profesores que faltaban, como si se tratase de un logro y no de la chapuza de no prever lo que iba a pasar y no haber convocado las bolsas restringidas y extraordinarias a finales del curso pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s