Blogletín semanal (29/01/2018): Semana de reivindicación

Semana de reivindicación (como todas)

Blogletín semanal de USTEA-CÁDIZ (29/01/2018): Semana de reivindicación

las faeneras de Málaga

Las faeneras de Málaga, todo un ejemplo de reivindicación y espíritu de lucha

Saludos, una semana más. Esta la traemos especialmente reivindicativa: contra el patriarcado legal al que se enfrentan nuestras compañeras embarazadas, contra el machismo de los temarios y libros de texto en general, contra el acoso en los centros, contra la trágica situación de muchxs interinxs, contra un mundo en guerra, contra la propaganda bélica en los centros, contra el maltrato a lxs chicxs con NEE, contra el quedarse de brazos cruzados.

Pues hete aquí el sumario. A propósito, si habéis abierto el correo desde un móvil, os recomendamos clicar sobre los enlaces del índice (así lo leeréis todo con mayor comodidad).

El acoso en los centros educativos: no va en nuestro sueldo. Por David Vargas

Feminismo

Yo acuso en el nombre de las madres, por Susi de León, responsable de Espacio Feminista de USTEA-CÁDIZ

Hablemos de visibilidad, por Pablo del Pozo

Memorias de un interino en Roncesvalles, por Santi Flores

Noticias de la provincia

Puerto Real. USTEA-CÁDIZ denuncia la situación dramática del alumnado con NEE del CEIP Reyes Católicos de Puerto Real, por Fran Lozano

Jerez.  Marea Verde Jerez organiza la charla Educación para la Paz

Noticias de Andalucía

Las faeneras de Málaga plantando cara al Poder, por David Vargas

Se publican las vacantes provisionales del Concurso de Traslados

Jornadas de Renta Básica

Artículo recomendado  +20 Transgresoras andaluzas

Concurso sin  no soy nada

El acoso en los centros educativos: no va en nuestro sueldo. Por David Vargas

Cada día son más los compañeros y compañeras docentes que se ponen en contacto con USTEA-CÁDIZ para contarnos que son objeto de acoso por parte de algún alumno. La mayor parte de las veces son afiliados o afiliadas, pero también nos llaman docentes que sin tener una afiliación al sindicato están buscando alguien que les escuche y que pueda ayudarles. Su situación no es fácil.

Normalmente, se encuentran con directivas e inspectores que no quieren ninguna publicidad de la situación por lo que sus sugerencias y actuaciones van en el sentido de “aguantar” y usan frases como “es lo que hay”, “esto es lo que tenemos” o, incluso la más sangrante, “en nuestro sueldo va”. Error. En nuestro sueldo no va que nos amenacen de muerte o con una paliza o con destrozar nuestro coche o con tirar piedras o naranjas o huevos a la puerta de nuestra casa. Jamás puede ir en nuestro sueldo y no sólo porque es un atentado a un trabajador/a tal cosa sino porque nuestra sociedad se va a pique si estas situaciones ocurren y hay quien las entiende como inevitables.

A principios de curso, USTEA asistió a la Comisión de Convivencia de la provincia de Cádiz en la que, básicamente, se presentaban los proyectos candidatos por la provincia para recibir un premio como Escuela Espacio de Paz.

Tenemos situaciones gravísimas en nuestra provincia (no generalizadas, pero sí cada vez más frecuentes y en más centros) y resulta que la Comisión de Convivencia no está para eso. Por lo tanto, pedimos allí mismo la creación de una Comisión de Convivencia Itinerante formada por todos los miembros de la Comunidad Educativa que allí nos encontrábamos (docentes, alumnos, inspectores, sindicatos y padres y madres) para visitar los centros en los que están ocurriendo situaciones que rompen por completo la convivencia o donde alguien, ya sea docente o alumno/a, esté siendo acosado o viva situaciones de violencia física o verbal para afrontar el problema de verdad, para dar soluciones, para cambiar nuestra escuela pública y enterrar para siempre todo atisbo de acoso, de vejación, de humillación para que, en resumen, quien vaya a un centro escolar a enseñar lo haga con tranquilidad y quien vaya a aprender lo haga sin pensar si alguien va a insultarle o pegarle por el pasillo. Porque no hay derecho.

Ni va en nuestro sueldo, ni “son cosas de chiquillos”.

¡Basta de violencia en los centros educativos! Seguiremos pidiendo a la Delegación de Educación de Cádiz que se involucre en este tema que es central, no periférico ni anecdótico.

Feminismo

Yo acuso en el nombre de las madres, por Susi de León, responsable de Espacio Feminista de USTEA-CÁDIZ

Se llama Ana, es maestra interina y fue madre hace casi siete meses. Solicitó riesgo durante el embarazo, pues en su centro había varios casos del virus boca-mano- pie, muy dañino y peligroso para el feto durante la gestación. Se lo denegaron en delegación a pesar de tener todos los informes en regla y el apoyo de su directora. Su hijo nació con una cardiopatía dilatada. No se sabe si a consecuencia de ese virus o de cualquier otro, pero existen posibilidades de que así sea. Ana debía incorporarse esta semana tras su permiso de maternidad, pero todos los informes de los cardiólogos aconsejaban que permaneciera al lado de su hijo y que no le hiciese correr riesgos. Estamos en plena epidemia de gripe y cualquier resfriado puede llevar a su pequeño a una situación de descompensación y gravedad. Además, le esperaban más de 10 citas médicas en menos de un mes. Solicitó entonces el permiso para cuidado de hijos con enfermedades graves, pero en la inspección médica de la Delegación también se lo denegaron. Sin miramientos. De un día para otro. Al parecer una cardiopatía cuya única solución es un futuro trasplante no les parece lo suficientemente grave, a pesar de encontrarse en el listado del decreto. Desesperada recurrió al permiso de riesgo durante la lactancia, alarmada por la cardióloga pediátrica que le insistía en que no debía incorporarse.

Consiguió esta vez que le emitiesen el informe favorable desde el departamento de riesgos laborales de la Delegación, pero su sorpresa fue mayúscula cuando se lo vuelven a denegar, esta vez en el INSS, ya que al ser interina debe ser este organismo quien lo autorice. Hoy viernes, 26 de enero, Ana habrá de incorporarse a su centro, tras regresar de Sevilla de realizar a su hijo un TAC, donde hubo de ser sometido a anestesia general en las duras condiciones en las que está su pequeño. Es la única salida que le han ofrecido en Delegación y el INSS, desoyendo todos los consejos e informes de los especialistas y pediatras. Y a mí se me rompe el corazón imaginándola hoy entrando en ese colegio, a sabiendas de lo que supone para su hijo el que ella esté allí.

Por Ana, y por todas las mujeres a las que llevo viendo sufrir en estos cuatro meses que llevo al frente del Espacio Feminista de Ustea-Cádiz, yo acuso. Acuso a la Delegación de Cádiz de poner en muchos casos en peligro y de no respetar los derechos laborales de las madres y mujeres embarazadas. Acuso a la inspección médica y al INSS por su actitud implacable, fría e inhumana negando permisos que deberían conceder porque son un derecho y no un regalo que hacen ellos como parecen creer, inaccesibles desde sus despachos como dioses inalcanzables para los sindicatos. Les acuso de poner en riesgo la vida de nuestras compañeras y de sus hij@s, obligándolas a trabajar en situaciones de verdadero riesgo, en contacto con enfermedades infecto-contagiosas, soportando tensiones y estrés, desplazamientos por carretera en condiciones infrahumanas en muchos casos. Porque Ana no es la única madre que está soportando la crueldad de este sistema implacable y patriarcal en el que la vida humana está cada día más exenta de valor, aún menos la de las mujeres, y en el que no se tiene en cuenta que los derechos no están de adorno en el papel, sino a disposición de quien los necesite, porque son una conquista irrenunciable.

Por ello desde Ustea-Cádiz vamos a denunciar el caso de Ana y el de todas nuestras compañeras embarazadas o madres que estén viendo vulnerados sus derechos, y nos comprometemos a servir de apoyo a todas ellas para que sepan que no están solas, que la vida que nos regalan es eso, un regalo a cuidar, y que por eso las cuidaremos también a ellas. Como se merecen. Con todo el amor que se merecen. Sus hij@s y Ellas.

¡Ánimo Ana!…¡Ánimo, compañeras!…

CAMINANDO HACIA EL 8M

Continuamos caminando hacia la convocatoria de huelga. Esta semana tenemos dos citas, una en Cádiz y otra en Jerez de la Frontera.

En Cádiz, el lunes 29 de enero a las 18.30 nos reuniremos la Comisión Sindical en la Fundación Municipal de la Mujer, con el objetivo de sentar las bases de la organización a nivel laboral y sindical del trabajo que tenemos por delante.

En Jerez se ha convocado Asamblea Abierta. Será el jueves 1 de febrero a las 18.30 horas, en el Centro Cívico Blas Infante.

En Espacio Feminista de Ustea estamos trabajando en dos comisiones que crearán materiales propios y actividades para llevar a los centros. Pronto les daremos difusión para que podáis trabajar con ellos.

Hablemos de visibilidad, por Pablo del Pozo

DTathFjXcAETgy5-960x670

Hace poco falleció la gran Ursula K. Le Guin, figura clave de la novela de ciencia ficción y fantasía del siglo XX y de lo que llevamos del XXI. Su muerte coincidió con la efeméride del 136 cumpleaños de la mismísima Virginia Woolf, y las redes se llenaron esos días de homenajes a ambas por su quehacer feminista. Aunque también de alguna otra burrada, para variar, como cuando La Vanguardia tuvo la ocurrencia, por no decir la estupidez, de especular como causa de los desequilibrios mentales de Woolf el no haber sido madre, lo esperable en una mujer.

Hace no demasiado se volvió viral la imagen que ilustra estas líneas, difundida por @papelenblanco en Twitter. En ella la agraviada fue Mary Shelley, convertida en el título de una novela escrita por el propio Frankenstein. Hay quien dijo que era casualidad, un simple error tipográfico, pero estas cosas no son casualidades. En diciembre, otra editorial presentó a la exitosa Kaori Ekuni como “la Murakami femenina”, sin más, por el simple hecho de ser escritora y ser japonesa. Pero el ejemplo más espectacular es el de hace algo más de un año, cuando a Elena Garro, una de las más importantes autoras mexicanas de todo el siglo XX, se la describió como “mujer de Octavio Paz, amante de Bioy Casares, inspiradora de García Márquez y admirada por Borges”.

pasted image 0.png

Es evidente que vivimos en una sociedad tan machista que es incapaz de reconocerle méritos a una mujer si no se los lleva también un hombre. Y que todo puede tener que ver un poquito bastante —entre otras muchas cosas, claro— con el hecho de que desde primaria hasta la universidad apenas aparezcan mujeres como entidades reales merecedoras de elogio, apenas aparecen mujeres que también formen parte de la historia de tal o cual especialidad. Que no solo en la literatura, desde luego.

No es mal momento pues, nunca lo es, para hablar de la visibilidad en el aula de las mujeres… O mejor dicho, de su invisibilidad, que sigue siendo una triste realidad por más que pasen los años, y eso, a pesar de los esfuerzos de muchas y muchos profes en cambiar esto.

Hace poco más de un mes, nuestras compañeras intersindicales de la Organización de Mujeres llevaron a mesa ministerial la propuesta de incluir más mujeres en esos temarios de oposiciones que se pretenden cambiar (eso, aun sin estar de acuerdo en que se cambien de momento, pero esa es otra historia). Al final, más tarde o más temprano, los temarios cambiarán, y a un lado si creemos o no que el actual sistema de oposiciones empollaticio es legítimo ante interinxs que llevan trabajando lustros y décadas, lo cierto es que esos temarios, sin mujeres apenas en todas las asignaturas, simbolizan el tipo de educación que se estila desde la administración, el tipo de educación contra el que luchamos.

Se puede cuantificar: ciñéndonos a la ESO, no llegamos ni al 12,8%. El dato es de Ana López-Navaja, investigadora de la Universidad de Valencia especializada en la invisibilidad de la mujer, y cuyos trabajos son imprescindibles en ese campo. Las administraciones homologan esos libros de texto a toda prisa, sin vergüenza alguna.  Las mujeres parecen no existir como parte de la cultura, no parece tener identidad, no parece haber tenido nada que ver en la construcción de la sociedad en la que se vive. Y ese mensaje cala en el alumnado, alumnado que luego reproduce patrones que no debería hacer falta explicar aquí. Patrones cuyas tristes consecuencias, tampoco.

Pero la cuestión no es solo que aparezcan mujeres de una forma testimonial. He visto editoriales que las incluyen, pero como quien incluye una nota a pie en un catálogo de rarezas con la etiqueta de “mujeres escritoras”, “mujeres matemáticas”, “mujeres compositoras”, como si el único mérito hubiese sido dedicarse estas cosas de hombres a pesar de que su biología se lo debería de haber impedido. Son las rara avises del recuadro o hasta de un tema aparte, encerradas allí, convidadas de porcelana en un mundo de hombres de piedra. López-Navaja maneja también el significativo dato de la recurrencia, esto es, el que mide si las mujeres que aparecen una vez reaparecen al menos una segunda vez. Aquí el dato es demoledor: tan solo un 7,5%. Las mujeres conforman, por cierto, el 52% de la humanidad.

La cuestión es romper esos mundos construidos sobre la imagen y semejanza de la tradición masculina, pues es lógico que si no se les dejaba participar hubiese menos mujeres en todos los ámbitos vetados. Importa más deconstruir por qué estuvieron vetados, sacando a la luz el patriarcado de todas las épocas, y qué otros ámbitos ha obviado la historiografía. Hablaré de mi especialidad, la música, que la conozco mejor: por ejemplo, planteo la inutilidad (reflejada en los temarios de conservatorio, Musicología, oposiciones y libros de texto) de que nos empeñemos en listar a niños y niñas de primero o segundo de la ESO un parnaso de sinfonistas de siglos pasados en donde la propia estructura social de la sinfonía excluía violentamente a las mujeres, —imagínenlas dirigiendo públicamente una orquesta y dando órdenes a hombres, pues tampoco podían formar parte de ellas—. Encontrar excepciones y rendirles homenaje es muy valioso, y tanto que lo es, pero a veces, de tanto subrayar su singularidad se corre el peligro de ratificar el modelo canónico, por no decir masculino, que se da por presupuesto como algo natural e inmutable.

Esto se compensa con la importancia de crear referentes femeninos entre las chicas, entre los chicos también, y por la importancia de resaltar todas las veces en las que esas compositoras, artistas y científicas lo fueron a pesar no de su biología, sino del patriarcado.

Aun así, debemos preguntarnos si realmente lo más importante que debe conocer un niño o una niña es a un compositor (o compositora) orquestal del XIX antes que, por ejemplo, la noción de reconocer la existencia de todas esas mujeres anónimas que crearon el cancionero de nanas que ahora mismo suena en todo el mundo, que ahora mismo mece a un niño o a una niña, que ahora mismo sigue creciendo.

De hecho, también hay que luchar contra la variable etnocentrista. Que la minoría femenina deje de ser minoría, desde luego, pero que también deje de ser parte de esa mayoría blanca y occidental que impregna siempre el sentido occidentalista y excluyente de cualquier asignatura no reconducida.

Visto lo visto, hay que promover cambiar nuestras asignaturas por completo, eso es evidente. Más mujeres, por supuesto. Más culturas, más lares que los del ombligo propio, pues está claro también. Y esto último, a propósito, por más que nos digan que nosequé de la cercanía con los intereses del alumnado, pues eso está muy bien para iniciar el aprendizaje significativo, pero no para anclarse ahí y terminar fomentando el consumismo o el más rancio de los patriotismos. Ojo, que por ahí van a veces los tiros.

La escuela es un proyecto universal, o debería serlo. Igual que debería ser un proyecto feminista, aunque le duela la boca decirlo a nuestra administración. Recordando a Galeano, que tanto echamos de menos, luchar contra el racismo es también luchar contra el machismo, pues ambas desgracias surgen del prejuicio genético.

Y ambas se alían también con el clasismo, la represión de las sexualidades, la promoción de las supersticiones, la pseudociencia, la religión. Y de ahí nace la invisibilización no ya de la mujer, sino de todo lo que que no entre en la categoría de normal, aceptable y deseable. Y que todos los engranajes sigan en su sitio y nunca haya una revolución que reviente las estructuras de poder ya asentadas.

En todo caso habría también que mirarse el ombligo de otra manera, descubrir que en tu propio entorno hay más cosas que las que creías, más cosas que las que te cuentan las instituciones y su oportunismo hipócrita, más cosas que las que te contaron en la escuela. Y probablemente, sin ir más lejos, más mujeres. Pero sin olvidar que tu propio entorno solo es un entorno más en un planeta que nació sin fronteras.

Cambiemos esta situación mientras aún nos quede algo de libertad de cátedra. Propongámonos dejar de ser parte del problema, como muchos y muchas compañeros y compañeras llevan décadas y hasta siglos luchando, que no digo nada nuevo. Y que las cosas “que te contaron en la escuela” sean siempre las que contribuyeron a crear un mundo mejor.

Así de ambiciosas y ambiciosos os propongo ser con nuestra profesión, la mejor del mundo cuando podemos llevarla a cabo.

Memorias de un interino en Roncesvalles, por Santi Flores

“Hace unos días me llamaban de una bolsa de trabajo de Castilla y León para dar cuatro horas de alemán aplicado al canto en el Conservatorio de Música. ¿Cómo voy a vivir con cuatro horas?, ¿con ese sueldo puedo pagar alquiler y comida?”, comentaba un compañero.

“Me han ofrecido media jornada de matemáticas en Teruel, tengo dos hijos, no ganaré ni mil euros, ¿qué puedo hacer?”, explicó una compañera.

“Buenas tardes, tengo 46 años, tres hijos y 18 años de servicio. Si no obtengo plaza de lengua en las próximas oposiciones, me quedaré para sustituir”, nos llamó un interino para contarnos su caso. “Tengo 53 años, mi mujer se ha quedado desempleada, tenemos una hija con 17 años y una hipoteca. Estoy trabajando en Huércal Overa, a unos 500 kilómetros de mi familia. ¿Dónde queda la conciliación familiar?”, fue el testimonio de otro compañero.

“Miré, llamaba a USTEA para informarme de mis derechos ante la situación que me ha tocado vivir. Estoy sustituyendo media jornada en Ceuta, pero en unos días se termina. Me dijeron que era de larga duración, abandoné mi anterior trabajo en un concertado, pues por fin podía meter cabeza en la Pública. No he trabajado ni un mes en este centro, venirme a Ceuta me ha costado el dinero y ahora me veo en la calle, pues no puedo volver a mi anterior trabajo y nadie me garantiza que vuelvan a llamarme en todo el curso. Mi marido está desempleado, tenemos dos hijos, ¿a dónde voy a protestar?”

Y así un caso tras otro en las últimas semanas y todos con un patrón común: profesorado interino.  Personas que desempeñan su labor con una gran voluntad, que cogen los horarios que sean para trabajar y ahora se encuentran en esta terrible situación. La mayoría no trabaja el curso completo y ni tan siquiera jornada completa, sino parciales. La sustitución por unas horas era lo excepcional,  ahora se ha convertido en normal. ¿Dónde están aquellos acuerdos de estabilidad del personal interino que te garantizaba al menos dos años de trabajo?, ¿qué pasa con la conciliación familiar? Claro, el personal interino no tiene derecho a tener familia, son esclavos del sistema a quienes hay que explotar hasta que revienten. Llega la persona interina al centro y como solo estará unos días, ¿para qué la vamos a integrar?, pero en este centro hay igualdad de derechos y no se discrimina, ¡eso se llama cinismo! El cinismo de una Administración que nos abandona a nuestra suerte apoyada por directivas que nos miran por encima del hombro, nos dan los horarios que no quiere nadie, los grupos que no quiere nadie y nos encomienda las tareas que no quiere nadie; pues para eso está el personal interino. En centros educativos de Régimen Especial, como Conservatorios de Música, Escuelas Oficiales de Idiomas y Escuelas de Arte, ¿quién imparte clase en los niveles superiores? El profesorado interino, por supuesto, así un joven recién empezado puede dar clase de C1 de inglés, pues el funcionario lleva 15 años impartiendo A1 (1º de Nivel Básico) y nadie pretenderá que tenga que preparar sus clases de C1 fuera de horario lectivo, para eso es funcionario y el  debutante que se coma C1, “le hago un favor, así aprende”, comenta un directivo.

La guinda al pastel la ponemos en junio. “Aquí todos hemos hecho oposiciones. Si te examinas el domingo, te quiero el lunes en la escuela para reunión de departamento, revisiones de notas, tutoría con padres y madres, memoria de autoevaluación, memoria final de curso, elaborar los exámenes de septiembre y revisar las tareas de todo el curso de cara al próximo”, explica la jefa de departamento. El interino contesta apurado: “El examen lo tengo en Pamplona, pues solo Navarra ha convocado mi especialidad y no me da tiempo a llegar el lunes aquí”. “Ese es tu problema”, responde el Jefe de Estudios que ha invitado al interino al despacho para explicarle cómo funciona ese centro educativo. Además este interino debe tener las notas publicadas el viernes en Séneca y acudir a su centro. Es decir que se pasa los días antes de la oposición corrigiendo exámenes, dando clase y haciendo tareas varias en su centro, entre ellas, la famosa fiesta de fin de curso de obligada asistencia y celebración. Después de un curso agotador con traca final esa semana, el viernes por la tarde inicia su viaje hasta Pamplona desde Villaluenga del Rosario, en la Sierra de Cádiz. Le espera un paseíto en bus hasta Jerez, donde podrá pillar un tren a Madrid, ya el sábado por la mañana temprano. Cuando llegue  a Atocha, debe asegurarse si el tren a Pamplona sale de allí o de Chamartín, o quizás ya no quedan billetes y le toca un tour por las estaciones de autobuses: Méndez Álvaro, Avenida de América o Príncipe Pío. Claro, Madrid es pequeño y va sin tensión, saltando de metro en metro. Cuando por fin consigue plaza en un autobús a Pamplona, llega allí, ya anocheciendo. Se acerca al centro por ver el lugar, donde se jugará el todo por el todo al día siguiente; y de pronto, un pequeño cartel en la puerta comunica lo siguiente: “Anunciamos que la prueba de tal … se ha traslado al centro educativo tal en Roncesvalles”.  Este interino lee la fecha, y sí, se publicó ayer viernes, por tanto se cumplen las 48 horas de antelación para avisar. Claro, eso de publicarlo en internet, pues como que no se lo plantearon. Ante la adversidad, el interino no se viene abajo, pues su familia depende de esta prueba para poder pagar el alquiler el próximo invierno, y este interino debe sacar fuerzas de flaqueza. En la estación de autobuses le indican que ya no hay nada a Roncesvalles hasta el día siguiente a media mañana. Ante esto, toma un taxi, en el que se gasta el dinero previsto para cenar y comer al día siguiente; al menos lleva un paquete de galletas de chocolate que su hija pequeña le dio para desearle buena suerte. Esa noche no encuentra alojamiento en Roncesvalles, pero en el albergue de los peregrinos a Santiago le acogen y duerme allí.

Domingo, día del examen. En el sorteo no sale una sola bola de los 57 temas que se ha estudiado, los últimos 13 ni tuvo tiempo a mirarlos. Este interino no se rinde, hace lo que puede, realiza un práctico bastante aceptable y comienza su viaje de vuelta a Villaluenga, donde no logra llegar hasta el lunes por la tarde, falta injustificada en su centro y entra en conflicto con su dirección. A los tres días viaje de vuelta a Roncesvalles para leer el examen ante el tribunal, y de pronto, ¡milagro! Ha pasado al oral que hace a primeros de julio. Defiende la programación y la unidad con mucha dignidad, ya comienza a creer que sí se puede. Seis de julio, desde Inspección le comunican que la falta está justificada por desplazamiento y le dan un toque a su dirección, parece que todo se va reconduciendo. Esa misma tarde salen las notas de las oposiciones: 4,98. Mañana es 7 de julio, a Pamplona hemos de ir. Sí, pero no podrá ver su examen, ni reclamar y nadie le escuchará en la Consejería de Educación de Navarra.

Este relato engloba historias de varias personas que han contactado conmigo estas semanas.  Lamento decir que los dramas se están viviendo en toda España. ¿Hasta cuándo vamos a seguir aguantando?

Noticias de la provincia

Puerto Real. USTEA-CÁDIZ denuncia la situación dramática del alumnado con NEE del CEIP Reyes Católicos de Puerto Real, por Fran Lozano

En el centro hay 26 alumnos/as con NEE, entre ellos Francisco Manuel, por el que estamos peleando desde hace tiempo para lograr el apoyo que necesita. El director del centro nos informa que el personal dedicado a atender a este alumnado es insuficiente, pues solo cuentan con una persona de PT, una de AL, una PTIS a tiempo completo y otra PTIS con 15 horas semanales. Además tienen Aula Específica y la monitora debe atender mucho tiempo en esa aula. Por todo ello, solicitan más recursos para poder ayudar al alumnado con NEE. El centro pide  como mínimo 10 horas más de PTIS y una persona más de PT. ¿Qué pasado?   

Delegación les ha concecido dos mañanas de AL quitadas al CEIP Juan XXIII y una jornada y media de PT quitada al CEIP Viento del Sur.

Toda la plantilla está saturada de trabajo. El equipo directivo tiene que sustituir al profesorado cuando hay bajas y las horas de coordinación de Proyectos se pierden junto con otras actividades. Pero desde Delegación indican que no van a aumentar la dotación horaria para atender al NEE en este centro.

Jerez.  Marea Verde Jerez organiza la charla Educación para la Paz

Screenshot_20180125-181402

Noticias de Andalucía

Las faeneras de Málaga plantando cara al Poder, por David Vargas

las faeneras de Málaga

Foto extraída de este enlace

El pasado día 21 de enero, apareció un magnífico artículo en el diario digital Público (aquí el link) firmado por Ana Bernal Triviño en el que se cuenta cómo un grupo de mujeres en la Málaga de 1918 se unió políticamente para exigir cambios y mejoras para ellas y sus familias.

El precio del pan se había disparado y las mujeres y sus familias estaban pasando hambre. Además, otros alimentos básicos también andaban por las nubes. No hace falta decir que estas mujeres no habían ido a la escuela y que la mayoría eran analfabetas. Eran obreras que cobraban sueldos de miseria. Y el pan no hacía más que subir ante la acción de los especuladores y otros pájaros de mal agüero. ¿Qué decidieron hacer para solucionar su problema? Lo que debe hacer cualquier colectivo al que el Poder esté estrangulando: unirse y luchar. Y eso hicieron.

Tal como cuenta el artículo, salieron a la calle a protestar y también fueron a hablar con el alcalde Salvador González Anaya y éste tomó alguna medida en su favor para contrarrestar lo que también le parecía injusto. El Poder le fulminó. Porque el Poder no es Mariano Rajoy o Soraya Sáenz de Santamaría. El Poder es quien coloca en ese puesto a Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría y tiene la capacidad, posteriormente, de fulminarlos si no cumplen su tarea. Por lo tanto, el Poder en aquella Málaga de 1918 colocó a un alcalde conservador, Mauricio Barranco, para que guardara sus intereses. Pero hete aquí que las mujeres que se echaron a la calle empezaron a tener cada vez más apoyo y ya no eran solo unas cuantas cientos de mujeres unidas sino miles de mujeres con el apoyo también de hombres obreros que estaban pidiendo, sencillamente, poder dejar de pasar hambre.

Como suele pasar en estos casos y así nos lo enseña la historia, cuando el Poder se siente acorralado da coletazos con su cola de caimán y en este caso, cuatro personas murieron en las protestas, dos mujeres y dos hombres. Después de esto, Málaga se paralizó. Los profesores también se unieron a la huelga. El Poder sintió miedo. Y como suele pasar en estos casos, después del coletazo y los muertos en el intento de sembrar el terror y que todo el mundo se desactive, el Poder se asusta, siente que puede ser destruido y accede a las peticiones. Siempre y cuando, claro, pueda seguir siendo Poder.

Se publican las vacantes provisionales del Concurso de Traslados

En la página de la Consejería de Educación se han publicado las vacantes provisionales del Concurso de Traslados 2018-2019. Estaremos pendientes de la definitiva. Aquí tenéis el enlace a la consulta.

Jornadas de Renta Básica

Porque sí son posibles. En Granada, el sábado 3, a partir de las 10:30, la Renta Básica a debate, organizado por USTEA.

Artículo recomendado  +20 Transgresoras andaluzas

Nuestro compañero Juan José Ruiz nos recomienda este artículo, donde se habla de mujeres andaluzas como Ana Orantes, las Cigarreras, Mariana Pineda y las Rosas andaluzas,entre otras mujeres transgresoras de nuestra tierra que nos mostraron el camino.  

Concurso sin Π  no soy nada

El próximo 14 de marzo se celebra el día del número en la Universidad de Salamanca para alumnado, docentes y artistas. Aquí tenéis el enlace para consultar las bases del certamen. Y recordad que Π =3,14

Pues esto es todo

La semana que viene más 🙂

Saludos cordiales desde USTEA-CÁDIZ, tu sindicato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s