Heroínas en la colocación de efectivos

iNTERINAS EN EFECTIVOS.jpg

HEROÍNAS EN LA COLOCACIÓN DE EFECTIVOS, por Susi de León

Uno de los mayores logros de USTEA del curso pasado será poner fin a los actos presenciales de colocación de efectivos en las Delegaciones Provinciales, hecho que parece comenzará a partir de enero de 2019. En estos actos, aparte de las incomodidades y nervios de la espera, se cometen muchas injusticias pues si te llaman de otra Delegación has de acudir de inmediato, perdiendo la posibilidad de obtener un  destino mejor en tu propia provincia, quizás un solo día más tarde. Así nos han contado casos de personas que estaban los primeros en Cádiz en una bolsa pero fueron llamados antes por la Delegación de Sevilla, en la que también se declararon activos. Igual ocurre si estando en dos bolsas diferentes te llaman antes de la que estás en un lugar peor, pues el sistema te excluye de inmediato de la otra bolsa, aun siendo el primero en esa lista. Esperemos que todas estas incidencias mejoren con la colocación centralizada e informatizada, aunque acostumbrados como estamos a “las formas” de la Consejería en cuanto a temas informáticos se refiere, no podemos echar las campanas al vuelo sino más bien, echarnos nosotras a temblar.

USTEA-Cádiz acompañó al profesorado de las bolsas en la colocación de efectivos todos los días en los que fueron citados. Lo hizo con Primaria, Secundaria y Bilingües y he de decir que es uno de mis momentos preferidos como liberada sindical, por la calidad humana de la ayuda que allí se presta a estas personas. En la mayoría de los casos llegan presa de los nervios, atravesando la comunidad autónoma o incluso de otros rincones de España. No tienen la mayoría ni idea de dónde está Setenil o cuál centro es el mejor del listado que les ofrecen. Muchas y muchos tienen a sus familias en la cabeza, pues elegir un centro u otro supone en muchos casos tener que separarse durante todo un curso de ellas, de ahí que las emociones estén a flor de piel y tiemblen como hojas.

Y hoy quiero hablaros de Victoria y Alicia, dos compañeras de inglés con las que me encontré en esta adjudicación en Secundaria. Victoria, la morena, vive en Cádiz y tiene dos hijas de 9 y 10 años. El curso pasado estuvo en La Línea, lejos de ellas, por lo que la mirada se le encendió al ver las vacantes y los centros ofertados este curso, muchos cerca de su casa para poder ir y venir. Uno, incluso, el “telegrafía” podía verlo desde la terraza de su casa. Temblaba emocionada esperando su turno, pero la sala iba quedándose vacía a la vez que su lista se iba tachando y veía como poco a poco se iban alejando las posibilidades de sus centros soñados. A su lado, la chica rubia con gafas, es Alicia. Sevillana, con un corazón tan grande como su preciosa sonrisa. Estaba justo antes que Victoria para pedir destino y solo quedaban una en Jerez y otra en La Línea. Ella quería venir desde Sevilla, así que Jerez le quedaba de lujo, pero al entender la situación y ver el estado de nervios en el que estaba Victoria,  decidió elegir La Línea en un inmenso acto de generosidad para que nuestra gaditana pudiese quedarse en Jerez, y así, regresar a casa con sus niñas al acabar su jornada laboral.

No podéis imaginar lo que allí se vivió, lágrimas de Victoria ante el gesto de Alicia. Abrazos cargados de agradecimiento mientras nos contaba como sus niñas se habían quedado en casa pidiendo al cielo que su madre no volviese a tener que irse lejos de ellas, pues el año anterior había sido el peor de sus vidas.

El gesto de Alicia es un gesto tan grande, la hace a ella tan grande, que solo puede entenderse desde la sororidad entre mujeres y la solidaridad de clase trabajadora. Por ello, desde aquí quiero hacer público lo que en esa Delegación de Cádiz ocurrió, porque son gestos que nos devuelven la esperanza en el género humano y ponen en entredicho esa creencia tan generalizada de que “cada uno va a lo suyo, sin pensar en los demás”. No es cierto, Alicia es un ejemplo de que hay gente muy grande y solidaria en nuestras filas.

Alicia es mi heroína este curso, es cierto, pero también lo es Victoria, y todas las compañeras y compañeros que tienen que dejar a sus familias a un lado para poder desarrollar su profesión a centenares de kilómetros de sus casas.

No dudéis de que desde USTEA seguiremos apoyándoos siempre, para que vuestras condiciones laborales sigan mejorando e igualándose en derechos con las del resto del profesorado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s