Opinión personal: POR QUÉ “YO SOY USTEA”, por Mª Jesús de León, responsable de USTEA en la Sierra de Cádiz.

El próximo martes 4 de diciembre el profesorado andaluz está llamado a participar en las elecciones sindicales, nuestra segunda cita electoral apenas dos días después de las parlamentarias andaluzas. Habrá quien esta coincidencia le sature y le haga desistir de ejercer ese derecho; habrá quien el simple hecho de decidir a qué organización sindical elegir le haga desistir, movido por el desencanto y el descreimiento, o quizás por el desconocimiento de lo que cada una ofrece. A fuerza de oír en algunas personas la manida frase de que “todos los sindicatos son iguales y no sirven para nada” acabamos por creerlo.

Pero no, no todos somos iguales, ni muchísimo menos. Por eso, llegado el momento de enfrentarnos en las urnas, es importante recordar qué nos diferencia y para qué servimos. Está claro que esa idea interesa -y mucho- a la patronal, pues la clase trabajadora organizada e instruida en sus derechos siempre es un bastión duro de derrotar. De ahí también que USTEA-Cádiz trabaje en confluencia con otras organizaciones sindicales de clase hermanas en temas laborales y sociales, consciente de que la unidad de los trabajadores y trabajadoras es el único camino para conseguir nuestros objetivos para ese otro mundo posible.

8M sindical

Sin duda esta conciencia fue la que me llevó a aceptar hace algo más de un año formar parte del equipo provincial de USTEA-Cádiz y asumir las responsabilidades sociopolíticas, de su Espacio Feminista y de la comarca de la Sierra. Y, tras este año de intenso trabajo, junto a un equipo de personas realmente extraordinarias y entregadas, es cuando he podido verdaderamente entender la importancia de la labor que nuestra organización sindical realiza. Y puedo afirmar que para nada es la misma que la que realizan otras organizaciones. Porque USTEA ha tenido la voluntad consciente de atender a todo el profesorado de esta provincia, fuese o no afiliado, y ha organizado su estructura de organización y funcionamiento en base a las comarcas provinciales, para que todas fuesen realmente atendidas en sus necesidades. Cuando faltó profesorado, monitor@s, administrativ@s, cociner@s, limpiador@s; cuando las lluvias causaron destrozos, el calor o el frío impedían dar clase o los edificios mostraron desperfectos; cuando las condiciones laborales no fueron las adecuadas para ejercer con dignidad nuestra labor; cuando el alumnado se vio desprotegido,  ahí estuvimos para denunciarlo, en la Delegación, en la prensa, en riesgos laborales… Donde hizo falta…

Del mismo modo hemos tenido la voluntad de acompañar en sus reivindicaciones a todo el profesorado, y, en especial, al interino, tras más de 40 años abanderando la campaña de “mismo trabajo, mismos derechos”. Este último año de manera intensa, estuvimos al lado del profesorado excluido del proceso opositor de Primaria y Conservatorios de 2017, abandonado a su suerte por la mayoría de las organizaciones sindicales que no dudaron en culparles a ellos mismos de la mezquindad cometida por la Consejería al dejarles sin empleo; luchamos sin descanso por el Plan de Estabilidad para el profesorado interino andaluz, convencid@s de que la precariedad que sufren debe ser de una vez por todas abordada y eliminada, pues han demostrado suficientemente su valía como docentes. Nos hemos dejado la piel defendiendo a la Escuela Pública y a su gente, luchando contra el cierre de unidades y la precarización de medios a causa de los recortes y la crisis, buscando su blindaje presupuestario y la eliminación de los conciertos educativos. Hemos luchado por la mejora de las condiciones laborales del profesorado, por su homologación y la existencia de un cuerpo único. Hemos perseguido la erradicación de toda forma de segregación escolar y el incumplimiento de la escolarización del alumnado más vulnerable, el de NEE. Hemos combatido la LOMCE y defendido su sustitución por una ley nacida del diálogo y la experiencia directa, de las necesidades reales de nuestro alumnado. E, impregnándolo todo, hemos luchado por una Escuela laica e igualitaria, donde niños y niñas, y jóvenes de ambos sexos, puedan convertirse algún día en hombres y mujeres capaces de ofrecer lo mejor de sí mism@s para ell@s y para el mundo.

susi1

Por todo ello, sé que no todas las organizaciones somos iguales; por todo ello, sé que “Yo soy USTEA”, y que lo quiero seguir siendo, porque creo que es necesario, muy necesario, seguir defendiendo la Educación Pública, con uñas y dientes, como un derecho inalienable.

Porque es el Futuro para todos y todas.

Porque es el Porvenir de este mundo desquiciado e injusto. El único real. El único posible en este tiempo tan necesario de cambios.

“La Era está pariendo un corazón

No puede más, se muere de dolor

Y hay que acudir corriendo pues se cae…

El porvenir

 

                                                                       Silvio Rodríguez

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s