Las bolsas extraordinarias y el profesorado interino en la educación pública andaluza, por J. David Vargas (responsable Interin@s USTEA Cádiz)

Hierve el teléfono de la sede y mi teléfono de USTEA con preguntas sobre las bolsas extraordinarias que han salido. Decenas y decenas de bolsas para cubrir, eventualmente, las necesidades del sistema. (ver en la web de la Consejería, Novedades Profesorado, 26 de marzo).

Las bolsas extraordinarias y restringidas son fundamentales para proveer al sistema de personal docente capacitado para la impartición de clases, toda vez que las escabechinas de suspensos en las Oposiciones provocan bolsas de interinidad magras en muchas especialidades. Este curso pasado y el anterior nos encontramos con BOLSAS VACÍAS, sobre todo, de FP y también de Conservatorio. Cuando esto ocurre, cuando no hay ningún docente del que disponer para cubrir una baja o una jubilación (a veces, por desgracia, un deceso), sencillamente los alumnos y alumnas no dan clase. Así de sencillo y así de triste.

En el Conservatorio Paco de Lucía de Algeciras, el alumnado matriculado en Fagot no da clases de Fagot desde septiembre porque el titular de la vacante se dio de baja y no había nadie en la bolsa para sustituirlo. La Consejería, desde entonces, no convocó ninguna bolsa de Fagot. Ahora sí la ha convocado, pero el alumnado va a terminar el curso sin dar clases de Fagot por clara INCOMPETENCIA y NEGLIGENCIA de la Consejería, tan dada en el pasado a ser implacable con los errores de los docentes al inscribirse en unas oposiciones (ver el caso de Excluidos Docentes 2017) y tan autoindulgente con sus propios errores. Lo mismo ha pasado con otras bolsas de Conservatorio. Esperemos que la nueva Consejería no peque de esa prepotencia y arrogancia que presentaban las personas con puestos de relevancia en la anterior. Y, aún más importante, esperemos que no se dediquen -como se puede leer entre líneas en el discurso de algunos dirigentes del partido al que pertenecen los cargos de la actual Consejería- a demoler y hacer desaparecer la Escuela Pública como la entendemos. Y con ella, en primera línea de batalla, el profesorado interino.

El profesorado interino ha sido denostado por muchos y hasta humillado en algunas comunidades autónomas por ser trabajadores públicos (objetivo prioritario de la derecha neoliberal) sin la proteccion jurídica de la figura del funcionario. Es decir, somos blanco perfecto para los desaires de esta gente que ya ha demostrado su mala baba en muchas comunidadades autónomas, particularmente sangrantes los casos de Madrid y Castilla La Mancha  (por cierto, aquí con varapalo judicial, pero no importa, porque se le destroza la vida a miles y varios años después un juez dice que fue ilegal, pero no pasa absolutamente nada, ni los políticos que decidieron aquello pagan de ningún modo ni a nadie le pasa nada salvo al interino/a que se fue al paro o que durante años no cobró el verano).

Sí, sin profesorado interino el sistema habría caído hace décadas o, dicho de otro modo, era y es totalmente inviable. El pago por esta situación es tenernos en fraude de ley en lo que respecta a nuestro estatus laboral (temporeros de la educación) cuando, en las mismas circunstancias, la Administración no permite eso a ninguna empresa dentro del estado español. La Administración sólo le permite el fraude laboral a ella misma.

Además, para echar vinagre en nuestras viejas heridas, en marzo de 2017 se reúnen el ministro de Hacienda del momento, Cristóbal Montoro, con las organizaciones sindicales UGT, CCOO y CSIF y anuncian a bombo y platillo que se va a acabar con la interinidad en España y que se va a estabilizar a los cientos de miles de interinos/as de todos los sectores en todo el estado. Oh, gozo, oh, algarabía.

En aquel momento, no estaba yo a tiempo completo en USTEA Cádiz, pero mi teléfono personal sonó también varias veces con compañeros/as al borde del paroxismo ante la perspectiva de acabar con sus angustias laborales ya de años y lustros. Nada más lejos de la realidad. Estas organizaciones sindicales se habían hecho la foto con Montoro para “funcionarizar las plazas, no a las personas”, como dijo el Gobierno y tuvo que callar UGT, CCOO y CSIF. Esto se llamó “el Acuerdazo”. Y todavía hay interinos/as con afiliación a esos tres sindicatos. Yo, ingenuo, pensaba que los sindicatos defendían trabajadores, no plazas. Lo curioso es que esos sindicatos siguen sacando pecho de aquel acuerdo y de aquellos refregones de cariño con Montoro.

Foto Asamblea de Docentes Interin@s de Andalucía 24 de Febrero de 2018 en Antequera:

foto asamblea

Los interinos/as tenemos, sin duda, causa. Otro tema es cómo sería de justicia dar solución a nuestra causa. Desde luego, no parece que de justicia sea que salgan todas las plazas que ocupamos actualmente a concurso y quien lleve tres, siete o diez años que se vaya a la calle si no se saca la plaza. Quien esto escribe y muchos/as de quienes leen habrían obtenido plaza en pasadas convocatorias si todas las vacantes que existían hubieran salido a concurso-oposición. Entonces, nos quedamos sin plaza porque había doscientas o trescientas plazas que no quisieron sacar. Ahora sacan todas y nos podemos ir a la calle si no nos sacamos la plaza en las oposiciones. Pues sí que se ha sido el destino bueno con nosotros/as. O en otras palabras, sí que han sido buenos los políticos de PP y PSOE y las organizaciones sindicales UGT, CCOO y CSIF. Para ir a sus sedes y llenarles de besos y abrazos por haber sido tan buenos con nosotros/as.

El otro día nos mandó un email a USTEA Cádiz una profesora interina en el que decía que le habían dicho que querían despedirnos a todos y que teníamos que ir a la huelga ya. Evidentemente, no hay nada de eso ahora mismo. Es lógico pensar que si el binomio PP-Ciudadanos (con sus socios de la extrema derecha) van a apostar por desmontar la Escuela Pública y favorecer todo lo que puedan y más a la concertada, los primeros trabajadores/as en caer seremos nosotros. Cuantas más aulas de la pública suprimidas, más profesorado interino al paro. Matemáticas básicas.

También es lógico pensar que si en Andalucía, con sus defectos, tenemos la Orden (junto a Euskadi) que más respeta como trabajador al profesorado interino y el PP ha destrozado los derechos del profesorado interino allá donde ha gobernado, pues es posible que intenten atentar contra esos derechos que ahora tenemos. No lo sabemos. Lo podemos imaginar. La Consejería de Educación está en manos de Ciudadanos. Se supone que decidirá Ciudadanos qué hacer y no, por suerte en principio, los políticos del PP.

En cualquier caso, el profesorado interino de Andalucía ha de estar unido y vigilante y si fuimos miles pidiendo Estabilidad el año pasado, hemos de ser el doble si no sólo no quieren darnos esa Estabilidad sino que además pretenden poner las condiciones para mandarnos al paro. El PSOE de Gaya, Marín Bracho y Cascales Guil nos despreció el curso pasado. No quisieron, en la última reunión que se llevó a cabo, ni coger un documento en el que se presentaba un Plan de Estabilidad. Ni leerlo quisieron. ¿Querrán estos Ciudadanos de Imbroda ir más allá? Esperemos que no. Pero si así fuera, deberíamos dejar las masivas manifestaciones de Sevilla del curso pasado en una reunión de amigos comparado con lo que deberíamos hacer si se intentara. Ya dejó claro Montoro y los “amigos” de esos sindicatos que firmaron el Acuerdazo que no somos necesarios.

Sólo que alguien cubra el puesto.

Foto de uno de los carteles de la huelga y manifestación de profesorado interino del curso pasado:

foto cartel andrea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s