Pautas para teletrabajar como docente y no dejarte en ello la salud

La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, recoge el derecho de las y los trabajadores a una protección eficaz en materia de seguridad y salud en el trabajo, y la obligación de la empresa de formar e informar a los trabajadores sobre los riesgos de su trabajo y las medidas de protección y prevención que eviten el deterioro de su salud.

La Consejería de Educación y Deporte, después de varias semanas de confinamiento, sigue sin cumplir esta tarea, demostrando una vez más lo poco que le importa la salud laboral. Desde USTEA le hemos exigido por registro que cumpla con su obligación, como podréis comprobar al final de este artículo.

Pero tenemos claro que la salud es lo más importante en esta vida, y si la Junta de Andalucía no cumple, debemos velar por nuestra salud, entendiendo esta tal y como especifica la Organización Mundial de la Salud: “La salud es el completo estado de bienestar físico, psíquico y social y no solo la ausencia de enfermedades”.

En base a esa premisa, LA SALUD ES LO MÁS IMPORTANTE, hemos elaborado unas pautas para teletrabajar desde casa, siguiendo las recomendaciones del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

De un día para otro hemos cambiado nuestro entorno y nuestro sistema de trabajo, hemos pasado de las clases presenciales a las clases telemáticas, hemos pasado de trabajar en un centro a trabajar desde nuestro domicilio. Para teletrabajar estamos utilizando nuestras herramientas informáticas (ordenadores, programas, teléfonos, Internet, etc.) como mejor podemos para poder sacar el curso adelante. Respecto al lugar de trabajo, cada uno se las apaña como puede en un espacio de la casa (salón, dormitorio o cualquier otro), compaginando esto con cada situación personal (hijos/as, parejas, abuelas/os, mascotas…).

Si esta situación se diera circunstancialmente en un plazo de solo una semana o dos, se podría considerar una anomalía puntual en el trabajo. Sin embargo, la situación se está alargando y esto nos afecta directamente y por lo tanto es necesario establecer unas pautas para que el confinamiento sea lo menos nocivo para nuestra salud laboral.

Efectos perjudiciales del confinamiento, relacionados con la salud laboral, pueden ser psíquicos (estrés, depresión, ansiedad, etc.) que pueden agravarse si físicamente hacemos mal nuestro trabajo. Es conveniente, por tanto, seguir ciertas pautas para evitar trastornos visuales, dolores de cabeza, espalda o articulaciones, etc., de forma que podamos desarrollar nuestra tarea con el máximo bienestar posible y eficazmente.

PAUTAS PARA TELETRABAJAR CON EL ORDENADOR

Si fuéramos profesionales del teletrabajo, se deberían seguir unas pautas “más profesionales”, y al hablar, por ejemplo, de la pantalla del ordenador, podríamos dar pautas sobre la polaridad, el contraste, estabilidad de la imagen, etc. Sin embargo tenemos que adaptarnos al entorno y las herramientas de las que disponemos.

Las y los docentes confinados tenemos que emplear:

  • PANTALLA Y ORDENADOR, utilizando lo que se tenga disponible: ordenador de sobremesa, portátil, tablet o teléfono siguiendo ese orden de preferencia. Recordemos que para no tener problemas de cervicales, no debemos tener la cabeza inclinada hacia abajo, lo que implica que la parte superior de la pantalla debe estar siempre a la altura de los ojos. La separación de la pantalla de los ojos debe estar entorno a medio metro, para evitar problemas visuales.

unnamed

  • TECLADO: lo ideal es un teclado separado del ordenador, de forma que nos permita moverlo o retirarlo del área de trabajo, para poder tener en la mesa el resto de nuestros materiales como libros, cuadernos de calificaciones, documentos, etc.

 

  • MESA: la superficie de trabajo debe ser lo más amplia posible y despejada para poder trabajar cómodamente y reducir el agotamiento.

 

  • ASIENTO: es un elemento fundamental, ya que es donde descansa nuestro cuerpo y si ésta es de mala calidad el malestar lo tenemos asegurado. Tan importante como el asiento es la postura en él: podemos tener la mejor silla del mundo, pero si nos sentamos de forma incorrecta, estamos desperdiciando su ergonomía. Lo ideal es un asiento regulable en altura, con respaldo reclinable, con ruedas, cinco patas, etc. (lo que se conoce como una silla de estudio). Recordemos que la postura es lo más importante, por lo que es preferible probarla antes en la medida de lo posible, aunque sabemos que es difícil salir de compras en estos momentos. Si no disponemos de un asiento ergonómico, podemos utilizar una silla de casa lo más similar posible (nada de sofá, sentarse en la cama, un sillón, etc.). La espalda se debe mantener lo mas recta posible, los pies descansando en el suelo o en un reposapiés o similar, nunca sobre las ruedas o las patas. En general, debemos procurar eliminar los malos hábitos posturales, como cruzar las piernas, sentarse sobre las misma, inclinarse hacia adelante, etc.

image

  • ILUMINACIÓN: siempre es preferible la luz natural a la artificial, no debiendo proyectarse directamente sobre la pantalla, ya que daría lugar a reflejos y deslumbramientos que agudizaría el desgaste visual que supone estar expuesto a las pantallas por largos periodos. Es aconsejable ubicar las pantallas perpendicularmente a las ventanas No utilicemos nunca el ordenador con las luces apagadas.

ilu

  • PAUSAS: tenemos que tener una actitud dinámica frente al ordenador, levantarse como mínimo cada dos horas y descansar diez minutos, para reenfocar la vista, cambiar la postura, ejercitar piernas y manos, etc.

 

  • MEJORAS EXTRA: atriles o portadocumentos, ratón y teclado inalámbrico, pantalla lo más grande posible, impresora láser silenciosa, programas informáticos variados, ambiente silencioso y música agradable, ambiente térmico confortable, ventilación adecuada, iluminación diurna. Recuerda mantener el espacio limpio y ordenado ya que el desorden produce ansiedad y distrae la atención.

 

RECUERDA, SON PAUTAS PARA AFRONTAR ESTA SITUACIÓN.  EN REALIDAD ES NUESTRA CONSEJERÍA LA QUE TIENE QUE VELAR POR NUESTRA SEGURIDAD, SON ELLOS QUIENES TIENEN QUE ESTABLECER LAS MEDIDAS, EVALUAR NUESTRO PUESTO DE TRABAJO, VIGILAR NUESTRA SALUD, FORMARNOS, INFORMARNOS, ETC. PERO COMO SABEMOS QUE ESO EN ESTA SITUACIÓN ES MUY COMPLICADO, VAMOS A CUIDARNOS Y A QUERERNOS A NOSOTROS MISMOS.

LA SALUD ES LO PRIMERO.

Solicitud registro 1

Solicitud registro 2

Un comentario en “Pautas para teletrabajar como docente y no dejarte en ello la salud”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s