Comisión de Escolarización: otro curso de recortes en la pública

Tras la reunión de la Comisión de Garantía de Escolarización Provincial, que tuvo lugar ayer jueves 24 de junio, en las que se trató el proceso de escolarización en las etapas de Infantil y Primaria, se consuman los recortes de unidades en centros públicos de la provincia. Concretamente este curso se pierden 12 Unidades en Infantil y Primaria, todas ellas en centros públicos. Son significativos los casos de dos grandes ciudades como Jerez y Cádiz, que este año pierden 4 unidades cada una. La sangría no hace sino continuar, ya que el curso pasado, por ejemplo, se perdieron 20 unidades (19 en la pública y 1 en la privada concertada).

Desde USTEA Cádiz hemos denunciado de manera reiterada lo que desde el propio sindicato bautizamos como recortes a priori en la pública, y que es un sistema torticero por el que desde Planificación educativa, antes de comenzar el proceso de inscripción, ofrece un número de plazas la baja a los centros para marzo, una oferta que conlleva ya un recorte, y solo para los centros públicos. Esto tiene un efecto disuasorio: se consigue que, al llegar al número máximo concedido, baje la demanda, pues las familias prefieren evitar que sus hijos/as se queden fuera y entren en sorteos para adjudicación. Un sistema que beneficia a la educación privada concertada, que no sufre dichos recortes, al conservar de partida sus plazas.

Hasta ahora el mantra que hemos escuchado mil y una vez es que no se les recortaba unidades porque las familias los solicitaban y había que atender ese supuesto derecho, muy discutible como tal. Ese mantra cae fácilmente a la luz de los datos: se han ofrecido 2750 plazas en Infantil de 3 años en centros privados concertados, aunque a que la demanda solo ha llegado a 2575 solicitudes, y eso a pesar de no tener el lastre de los recortes a priori, o no tener limitación de plazas en matinal o comedor. Es decir, ha sobrado un 8% de plazas. Creemos que esta baja demanda sería suficiente para que hubiesen perdido alguna unidad; sin embargo, las 12 unidades suprimidas son todas de centros públicos.

Nos resulta igualmente inaudito que a esta fecha sigamos sin conocer si contaremos en la plantilla del curso que viene con los docentes conocidos comos “refuerzos Covid”. El Delegado provincial tan solo nos ha dicho que están negociando con otras consejerías para poder contar con ellos/as, pero sin más precisiones, ni siquiera numérica. Con esta incertidumbre volverán a castigar a los equipos directivos con otro verano de rehacer planificaciones y a muchos/as interinos/as sin saber si trabajará o no. Porque, casi con total seguridad, si se mantienen dichas plazas de refuerzo, lo que está por ver, volverán a quedarse fuera de la colocación de efectivos y se ofertarán a posteriori, por lo que los/as interinos/as con más tiempo de servicio saldrán perjudicados.

Por cierto, en este punto recordamos que USTEA no suscribió este acuerdo que firmaron la Consejería de Educación y otras tres organizaciones sindicales porque el número era muy insuficiente y servía para legitimar las ratios ilegales, pues solo proporcionaba una leve “corrección” del problema hasta 2º ESO. Por eso ahora denunciamos, con toda legitimidad, que el delegado de Educación de Cádiz se vanaglorie de haber respetado que todos los cursos de acceso, o sea, Infantil de 3 años y 1º de Primaria, tengan como máximo 25 alumnos/as. Es inadmisible vender como un logo el cumplimiento de la legalidad. Al contrario, eso supone el reconocimiento de que dicha legalidad se ha estado incumpliendo durante años, y se sigue incumpliendo: como botón de muestra, el CEIP Miguel de Cervantes de Jerez arrancará el próximo curso con una unidad de 5 años con 27 alumnas/os, presentando en varios casos de Educación Especial. Una vez más se utiliza en el proceso ordinario de escolarización ese 10% que la ley exige reservar para posibles casos de escolarización sobrevenida.

Y finalizamos con la consumación de un caso que ya denunciamos en USTEA Cádiz: en Jerez, donde la perdida de unidades públicas es alarmante, la Consejería ha concertado otra unidad a la empresa privada UPACE Jerez para atención alumnado de Educación Especial, pese a que el CEE “La Merced”, público, ha ido perdiendo unidades en los últimos años. Todavía resulta menos comprensible este concierto cuando, en la reunión de ayer, el Delegado provincial confirma una importante partida económica, alrededor de 2 millones, para remodelar y actualizar dicho centro público. Tampoco se comprende teniendo en cuenta que el propio jefe de Planificación habla de los esfuerzos de la directiva actual del CEE La Merced para plantear nuevas iniciativas de mejora y adaptarse a las demandas de las familias. Pero este es el comportamiento de quienes dicen defender la Educación Especial: conciertan líneas en un CEE privado aunque tienen uno público en la misma localidad, mientras permiten situaciones como la del CEIP Gadir de Cádiz, donde las supresiones de unidades dejarán al colegio con una única unidad de Infantil con 5 alumnos/as de Educación Especial y una alumna con Trastorno Específico del Lenguaje. Está claro que para esta administración la Educación Especial es también una oportunidad de negocio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s