USTEA ANTE EL DÍA ESCOLAR DE LA NO VIOLENCIA Y LA PAZ

ENERO DE 2022

Miguel de Unamuno escribió una frase lapidaria: Mientras haya ejércitos, no habrá civilización.

Tolstoi escribió: el 99% del mal que hay en el mundo, desde la inquisición a las bombas o la ejecución de presos políticos se debe al supuesto de prevenir el mal mediante la violencia. De ahí la doctrina de la guerra preventiva.

Gonzalo Arias afirmaba, analizando las situaciones conflictivas históricas o actuales, como la carrera armamentista frente al desarme, y la búsqueda de las posibles alternativas pacíficas y soluciones no-violentas, que «siempre existe un camino noviolento, aunque no siempre sea fácil encontrarlo».

María Montessori, en su conferencia «La Paix et l´´´ Education» pronunciada en Ginebra en el año 1932, llamó la atención sobre lo que ella consideraba dos evidencias: la necesidad de crear una ciencia nueva, la ciencia de la paz, y la necesidad de crear una educación nueva, la educación de la paz, ya que, en sys mismas palabras «es de la paz que depende la vida misma de los pueblos y, a la vez, el progreso o extinción divide toda nuestra civilización«.

LORENZO VIDA, fundador del Día Escolar de la Noviolencia y la Paz en 1964, propuso un decálogo de la educación noviolencia. De ese decálogo extraemos varias ideas.

  • Participar activamente, cada uno según su estilo personal, en las acciones en defensa de la vida y en pro de la supresión de la pena de muerte (en todas sus formas); en favor de la tolerancia y del respeto a las minorías, a las individualidades y a los derechos humanos en cualquier parte del globo en que sean violados; contra el hambre en el mundo, contra el racismo, contra la xenofobia, contra el terrorismo, contra la carrera armamentista y en pro del desarme; en actividades de ayuda a los necesitados, oprimidos, marginados, desheredados, inmigrantes, refugiados, presos, etc. , con el fin de edificar la paz desde abajo.
  • Difundir, enseñar y propagar el principio de la no-violencia activa, como fuerza de constructora de la paz, de la justicia social, de la tolerancia y de la concordia, debe desplazar progresivamente a la violencia destructora en las relaciones entre los seres humanos y entre los pueblos y entre éstos y la naturaleza.
  • Si llega el caso de promover o participar en alguna reivindicación social, en vez de acudir a la violencia, al terrorismo o al sabotaje, aplicar las técnicas de lucha no-violenta: manifestación no-violenta, no-cooperación o desobediencia civil.
  • Fomentar la implantación de una educación en, para y por los derechos y deberes humanos, la tolerancia, la no-violencia y la paz en las escuelas, colegios, institutos y universidades.

Y ahora, viendo de nuevo al mundo al borde de una guerra catastrófica, de las que se sabe cómo empiezan pero no cómo acaban, podemos afirmar varias cosas:

  • Que no podemos asumir la doctrina de la guerra preventiva.
  • Que siempre hay alternativas pacíficas a las guerras, aunque sea difícil verlas.
  • Que de la Educación para la Paz depende el futuro de los pueblos y de toda la civilización.
  • Que hay que edificar la Paz desde abajo.
  • Que hay que desterrar la violencia destructora de las relaciones entre los seres humanos y entre los pueblos.
  • Que ya no vale el modelo prusiano de educación, cuyo principal objetivo era formar trabajadores y soldados al servicio del Estado.
  • Que la guerra como institución patriarcal debe desaparecer para construir una verdadera igualdad.
  • Que la pena de muerte y el asesinato legal que se practica durante las guerras debe acabar con la abolición del derecho de matar.
  • Que querer resolver conflictos mediante guerras no es civilización sino barbarie. Por eso rechazamos cualquier tipo de conflicto bélico en Ucrania, exigimos soluciones diplomáticas y llamamos a la desobediencia hacia todo aquel que quiera sacar beneficios de una guerra.

Andalucía es tierra de Paz y no podemos permitir que, mientras celebramos el DENYP, salgan barcos de guerra desde la base aeronaval de Rota en apoyo a la OTAN, hacia un conflicto entre superpotencias que nos tratan como peones en su tablero de ajedrez.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s