Educación antimilitarista, educación para la paz

Estamos tan poco acostumbrados a que nuestros políticos nos sorprendan gratamente que la noticia de que Ada Colau le ha dicho a los militares que al Ayuntamiento no les gusta su presencia en el Salón de la Enseñanza no podemos dejar de comentarla.

Nos alegra su valiente, aunque moderado,  posicionamiento. Sus palabras textuales en los pocos segundos de conversación que tuvieron militares y alcaldesa, fueron: que no les gustaba su presencia en el certamen “por lo de separar espacios”. Y nos alegra también que el tema salte a la calle a través de las ondas, gracias a esta estrella social.

Diversos movimientos por la paz que resistieron al batacazo del referéndum anti-OTAN, de hace 30 años, ese que luego fue el referéndum A LA OTAN DE CABEZA, esos colectivos de personas que ya venían denunciando la militarización de casi todos los espacios vitales,  siguen resistiendo y sobrevivendo, porque como se suele decir “aunque seamos pocos, no estamos locos”.

En ese mismo Salón de Enseñanza en el que Ada Colau ha provocado un escándalo por su respuesta, considerada de falta de respeto a la institución del ejército;  el Centre Dèlas en su campaña “Desmilitaricemos la educación” viene denunciando su presencia desde hace años, y casi seguro que le habrá enviado carta a la alcaldesa pidiendo que se posicionara en contra.

http://www.centredelas.org/es/publicaciones/articulos/2269-la-campana-desmilitaricemos-la-educacion-rechaza-la-presencia-de-las-fuerzas-armadas-en-el-salon-de-la-educacion-de-barcelona

Otro colectivo, RANA (Red Antimilitarista por la Noviolencia de Andalucía), también ha denunciado en más de una ocasión la presencia del ejército en Juvenalia, salón del juguete durante las navidades en Jerez:

https://redantimilitarista.wordpress.com/2014/01/04/protesta-contra-la-presencia-de-las-fuerzas-armadas-en-juvelandia/

Otro colectivo, RANA (Red Antimilitarista por la Noviolencia de Andalucía), también ha denunciado en más de una ocasión la presencia del ejército en Juvenalia, salón del juguete durante las navidades en Jerez:

 https://redantimilitarista.wordpress.com/2014/01/04/protesta-contra-la-presencia-de-las-fuerzas-armadas-en-juvelandia/

 

Pero claro, estos gestos  no viajan por los grandes canales de comunicación, sus ondas tienen más largo y difícil recorrido.

En estas acciones de desobediencia no violenta, quienes participan suelen ser  más explícitos y radicales a la hora de exponer qué se denuncia y por qué?.

  • Porque andar bombardeándonos con  bombas cada vez más mortales y fatales para el medio ambiente solo le puede parecer progreso a quienes solo saben pensar en su poder y su dinero.
  • Porque ningún ejército defiende la paz
  • Porque los actuales Ministerios de Defensa suelen ser agentes de ventas de armas de las empresas nacionales. La UE acaba de tirarle de las orejas a España por no respetar el embargo de venta de armas a Arabia Saudí.

http://www.mil21.es/noticia/456/3-guerra-mundial/el-parlamento-europeo-denuncia-a-espana-por-incrementar-la-venta-de-armas-a-arabia-saudi.html

  • Porque el negocio de las armas proporciona excesivos beneficios y se está convirtiendo en el “alma” de la economía de demasiados países.

Porque sí es posible un planeta donde la especie humana sepa resolver sus conflictos sin el uso de las armas y aunque lo consigamos en un futuro tan lejano como las estrellas, merece mucho la pena construirlo, pasito a pasito, como las tortugas, vamos despacio porque vamos lejos.

Un estupendo artículo para reflexionar

 

 

“Háblanos de las cosas de la vida…”

ANTONIO LOBATO CANTOS APDHA CÁDIZ 

HACE unos días, hablando con una compañera que lleva el programa de Escuela de Paz de mi instituto, me contó una breve anécdota que me ha llevado a la necesidad de escribir esta reflexión sobre la crisis de las y los refugiados sirios y su repercusión en la escuela.

Me contaba R. que tuvo que subir a una guardia a un curso de ESO y al entrar en el aula e intentar que se dedicaran a aprovechar el tiempo libre del que disponían, le comentó uno de los chicos: “Oye, R. ¿por qué no nos hablas un poco de las cosas de la vida?”

Hay que decir que a mi compañera, muy popular entre el alumnado por ser la responsable en el centro de los programas de ayuda entre iguales, solidaridad y convivencia, le faltó tiempo para estar hablando toda la hora con ellos de las cosas de la vida.

Y a mí esto me dio que pensar en varios sentidos:

El primero, la eterna desconexión que se da en nuestros centros educativos entre lo que enseñamos cada día en las aulas y lo que ocurre más allá de los muros del centro. Con la pregunta del chico se estaba poniendo de manifiesto esa terrible separación. El chico quería hablar con la profe de las cosas de verdad, de las que les interesan a ellos y a ellas. Y me consta que allí se habló de sentimientos, de actualidad, de política, de pareja, de conflictos, de cómo entenderlos y de cómo tratar de afrontarlos. Es decir, se habló de todas aquellas herramientas que iban a necesitar para interpretar la vida y tratar de manejarla. Nada menos…

En segundo lugar, la triste realidad de nuestro profesorado, permanentemente agobiado por el currículum, por un extenso temario que tiene que terminar antes de junio, por una maquinaria administrativa demoledora y agobiante a la que dedicar horas y horas. Esta situación les lleva cada día a abortar cualquier pregunta que realicen los chicos y las chicas en la línea de lo que venimos contando, y que se aleje del temario establecido. Bien, vale, de acuerdo… Eso es importante, pero no tenemos tiempo. Vamos a corregir los ejercicios de ayer…

El tercero, el papel de la familia, en líneas generales, cada vez más inexistente, más neutra en temas de valores, educativos.

Y mientras tanto, ahí fuera la vida sigue. Y de una forma machacona, insistente, sigue llamando a las puertas de cada casa y de cada uno de nosotros y nosotras con temas a los que habría que dar respuesta desde la escuela, desde la familia, desde la sociedad entera. Los informativos de la televisión nos golpean cada día, a la vuelta del colegio o del instituto, con la contundencia de las imágenes, mientras familia, docentes, todos y todas, seguimos mirando la televisión, bajando los ojos y moviendo la cabeza cuando aparecen, por ejemplo, las duras e impactante imágenes de las y los refugiados sirios.

Efectivamente, desde hace meses convivimos cada día con las imágenes de los trenes abarrotados en las fronteras, con las demoledoras escenas de ahogados en el Mediterráneo, con la desesperación de las personas obligadas a salir de su país para salvar la vida. O más recientemente, con la barbarie de los atentados terroristas de París, pero no sabemos si alguien ha hablado con los chicos y las chicas de esa realidad, ya sea en casa o en la escuela, si alguien les está ayudando a entenderla y, sobre todo, si alguien ha contribuido a despejar sus preguntas, sus inquietudes.

Sin embargo, lo que sí tenemos claro es que la escuela no puede permanecer indiferente. No, si aspira a promover la formación de ciudadanas y ciudadanos responsables y comprometidos socialmente, no si aspira a incluir en su trabajo la competencia social.

En esta línea, y desde hace un tiempo, desde la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) de Cádiz estamos pasando por los institutos de la Bahía para hablar con los chicos y chicas de estos temas. Los talleres de sensibilización que realizamos resultan intensos y agotadores. Les estamos mostrando las imágenes de esa actualidad y os aseguramos que la respuesta es apasionante.

Los chicos y las chicas nos sorprenden cada día con la información que poseen, saben mucho más de lo que imaginamos y, sobre todo, quieren saber más, quieren respuestas, necesitan que leamos conjuntamente la actualidad, la vida de verdad, la VIDA con mayúsculas. Quieren saber de dónde vienen esas personas refugiadas, por qué vienen, qué les pasa en las fronteras. Nos preguntan qué están haciendo los gobiernos y más preocupante aún, ¿qué está haciendo la ciudadanía? ¿Qué hacen las personas voluntarias? ¿Por qué los atentados de París? ¿Qué pueden hacer ellos y ellas?

Y cada día, cuando finalizamos los talleres, nos vamos con una sensación agridulce. De un lado, el buen rato pasado con el alumnado, con el debate, con las preguntas, con sus ganas de cambiar las cosas… De otro lado, nuestra duda sobre quién va a continuar hablando con el alumnado de todo esto. A la mañana siguiente, quizás el rodillo curricular volverá a poner de nuevo todo en orden. Quizás las clases de cincuenta minutos, los ejercicios, los controles, etc., se encargarán de ahogar sus inquietudes de saber más sobre las cosas de la vida.

Pero bueno, nuestra postura es optimista. Tenemos el convencimiento de que hay muchos profesores y profesoras, y también muchas familias que, como mi compañera R., serán capaces cada día de aparcar por un momento esa rutina y poner algo de sentido común. Y hablarán con nuestros chicos y nuestras chicas de lo que es realmente importante. Porque las cosas importantes no son cosas, son personas.

Menos mal… Alguien tiene que hacerlo, ¿no?
Publicado en el Diario de Cádiz

ANTÍGONA EN EL RETÍN

ANTÍGONA EN EL RETÍN.
Sófocles nos ha dejado una obra clave de la historia del Teatro y de la historia de la Etica llamada Antígona. La tragedia de una joven que se enfrenta al poder del rey Creonte, que pretende dejar a un cadáver sin sepultura (como hizo el franquismo con miles de cadáveres que nunca tuvieron un entierro digno), el del hermano de la protagonista. Antígona argumenta que hay leyes que están por encima de lo que dictan los gobernantes.
Muchos siglos después de Sófocles, el filósofo y humanista Bertrand Russell, siguiendo la estela de Antígona, se lanzaba a una campaña de desobediencia civil noviolenta que denunciaba el peligro de las armas nucleares, armas que podrían haber acabado con la especie humana en los años sesenta. En una hermosa carta da las gracias a quienes lo han enviado a la cárcel con más de ochenta años, porque así se le proporciona otro medio para defender la supervivencia de la humanidad.
Existen hoy activistas, unos muy jóvenes, como lo era Antígona, y otros más maduros pero de espíritu rebelde como el de Russell, que siguen dando testimonio de que la Ética está muchas veces por encima de las Leyes. Sus actos de desobediencia civil consisten en ocasiones en entrar en recintos donde se preparan las guerras. Guerras que provocarán, de modo inevitable, innumerables muertes, muchas de ellas justificadas como daños colaterales necesarios para obtener una más que discutible “paz”.
El Día de los Difuntos del año 2015 ocurrió algo en El Retín, en los terrenos militares usurpados a nuestra querida Barbate, pueblo marinero condenado al paro y a sufrir continuamente ejercicios y juegos de guerra. Un grupo de activistas de varias nacionalidades, pero todos ellos herederos de Antígona, decidieron entrar en el Retín como un acto de desobediencia a una alianza militar con muchos miles de crímenes a sus espaldas, la Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN, que celebraba unas macromaniobras para seguir defendiendo su hegemonía militar en gran parte del mundo. Sabían que podían ser considerados como delincuentes, como vándalos… Así se les trató por parte de nuestras fuerzas de “seguridad”. Pensadores como Rawls o como Habermas han pedido que no se trate como a delincuentes a aquellos que practican la desobediencia civil como una forma ética de protesta y no se esconden de la justicia, sino que reivindican su derecho a desobedecer leyes injustas, como nuestra denostada “ley mordaza”, la que llaman ley de “Seguridad” ciudadana, fruto de nuestros nuevos Creontes, una ley ilegítima desde el punto de vista de la Etica. Una ley inmoral para casi todos menos para los que han legislado desde una mayoría absoluta que no les va a durar para siempre. Una ley que ha impedido que se pudieran grabar imágenes de cómo los herederos de Antígona, de Russell, de Gandhi y de muchos noviolentos (como aquellos miles de insumisos que fueron a parar a las cárceles españolas como consecuencia de su desobediencia civil al servicio de armas y al militarismo), eran desalojados por la fuerza, sin oponer resistencia, después de haber sido rociados sus rostros con gas irritante, como autoriza nuestro ministerio de Defensa. Para que no hubiera imágenes de dicho desalojo, unas cámaras fueron requisadas por las fuerzas de seguridad de nuestro Estado. Contradiciendo las palabras del ministro de que no es delito grabar estas actuaciones, sino difundir las imágenes.
El fin de Creonte fue trágico. También puede ser trágico el fin de una humanidad ciega que no es capaz de comprender el destino que se le viene encima. De nada sirve que una desdichada Casandra advierta de lo terrible que está por llegar. El complejo militar mundial seguirá fabricando y negociando con armas cada vez más destructivas para beneficio de unos pocos, mientras los gigantescos gastos militares serán responsables de millares de muertos y los ejércitos harán elogios a la “paz”, la paz de los imperios, no la que defendía Gandhi: la práctica de la Justicia.
Juan José Ruiz Travieso

Felicitamos a nuestras compañeras Teresa Rodríguez y Marina Albiol por su éxito en las elecciones europeas

Desde USTEA queremos felicitarnos por los resultados de las elecciones al parlamento europeo del día 25 de mayo, ya que a partir de ahora varias compañeras de Intersindical estarán presentes en Europa al haber sido elegidos por las listas de IU y de Podemos.

Recordamos especialmente a Marina Albiol, docente, miembro de STEPv, y europarlamentaria por IU (País Valenciano) que iba la número 4 y a Teresa Rodríguez, miembro de USTEA- CÁDIZ que es también profesora de Secundaria en Cádiz y nº 2 de la candidatura de Podemos, y a la que queremos por su valentía y por su perseverancia.

¡¡¡Enhorabuena compañeras!!!

USTEA -CÁDIZ APOYA A LA PLATAFORMA DE PADRES Y MADRES POR LA REAPERTURA DE LA LÍNEA INFANTIL DEL CEIP ANTONIO MACHADO Y DENUNCIA LA MALA GESTIÓN DE LA DELEGACIÓN DE EDUCACIÓN DE CÁDIZ Y SU APOYO A LOS CENTROS CONCERTADOS.

Tras la reunión ocurrida el lunes 28 de abril entre la Plataforma de padres y madres por la reapertura de la línea infantil del CEIP Antonio Machado y la delegada de educación, en la que Cristina Saucedo les comunicaba que la línea de infantil de 4 años no se abriría, -a pesar de que su supresión se había hecho de forma temporal- el sindicato Ustea-Cádiz quiere mostrar su rechazo ante la política de recortes y de mala gestión de la Delegación de Educación de Cádiz. No entendemos que, después de una inversión de casi tres millones de euros para convertir el centro en un colegio de tipología C3, -es decir, con capacidad para 675 alumnos y alumnas-, ahora prescinda de una unidad de 4 años, habiendo recibido además 21 solicitudes -y 9 más de segunda opción-.

 

El número de plazas ofertadas en Jerez para educación infantil ha descendido con respecto a años anteriores; se han ofertado 2.224 unidades, 79 menos que el pasado curso. Y los tres centros donde se han suprimido líneas son todos colegios públicos: La Marquesa, Las Granjas y el Antonio Machado -siendo la Marquesa y el Antonio Machado dos de los centros públicos más demandados en Jerez- Llama la atención que prácticamente el mismo número de unidades suprimidas en centros públicos es la de unidades concertadas por cuatro años más en julio de 2013; se ha vuelto a concertar unidades en centros como:

Albariza (3), Compañía de María (9), Hijas de San José (3), Jesús María Asunción (3), Jesús María El Cuco (6), La Salle (6), Madre de Dios (6), Manuel Lora Tamayo (3), María Auxiliadora (6), Montealto (3), Nuestra Sra. Del Pilar (12), Nuestra Sra. Del Rosario (3), Oratorio Padre Torres Silva (3), Sagrado Corazón de Jesús (3), San José (3), es decir, 72 en total.

 

Los datos están claros. La delegación de Educación está haciendo una clara defensa de la escuela concertada; el motivo de la supresión de líneas no va unido a un descenso de la población, como la propia delegada argumenta, sino a un apoyo a la concertada. Es indignante que en julio de 2013 se firme la renovación de conciertos por 4 años en colegios privados, a la vez que se suprimen unidades en colegios públicosen la provincia de Cádiz se han suprimido al menos 28 unidades, todas en centros públicos, mientras se han renovado conciertos por cuatro años más en 299 unidades de la escuela concertada (datos extraídos del blog de Marea Verde y del BOJA, Orden del 16 de julio de 2013)

Además, hay que denunciar la mala gestión y el despilfarro que supone la inversión en la creación de nuevas aulas -el CEIP Antonio Machado de Jerez o el IES Isla de León de San Fernando, entre otros, donde se suprimieron de forma temporal las unidades mientras se realizaban obras de ampliación de aulas, y finalmente se han eliminado esas unidades, tirando por la borda la inversión realizada-. Y no olvidemos el cierre de colegios públicos como la E.I.I. Nuestra Sra. Del Carmen en San Fernando, centro con demanda suficiente, con unas instalaciones y un funcionamiento estupendo y una trayectoria de maś de treinta años de buenas prácticas. Esta es la verdadera política de la Junta de Andalucía del PSOE e IU: recortes en la escuela pública, mala gestión y apoyo a los centros concertados.

Foto del pasacalles de la Marea Verde, 26 de abril de 2013

 

 

DE LA LOMCE Y LOS REYES GODOS. Artículo de Pepe Andrade.

Dentro de unos años, si contamos con la ayuda de los dibujantes de tebeos, es probable que ese viejo icono de la lista de los reyes godos como el peor trago que se le hacía pasar a un estudiante, sea sustituido por recitar las leyes educativas que desde el ya lejano Plan del 71, hemos tenido en España. Para favorecer vuestra memoria no las citaré, ni pediré que incluya el lector las leyes autonómicas.

Y digo esto porque no hay nada que produzca más desazón que tener que aprender cosas, memorizarlas y plasmarlas luego, ya sea oralmente o por escrito, cuando estas no tienen ningún sentido ni son capaces de sacar a la superficie el más mínimo resquicio de interés por ellas. Valga como ejemplo los “cambios” que se han operado en la educación en los últimos 30 años con todas esas leyes. (Por cierto, ¿ya ha averiguado, amable lector, cuántas?)

Vayamos por partes. El alumnado sigue haciendo filas antes de subir a clase, se sigue usando una sirena o timbre para señalar los distintos tiempos, las clases siguen ordenadas de cara a la pizarra (ahora digital eso sí, aunque no en todas las aulas), la organización del tiempo escolar es decimonónica, las evaluaciones se siguen haciendo igual que hace 30 años, y así podríamos seguir un rato grande.

Habrá personas que me rebatirán el párrafo anterior con ejemplos reales. Por supuesto que tienen razón. Toda generalización es vana. Sin embargo a lo que me quiero referir es que aunque en papeles, en decretos y normas, en estadísticas, se hable y se reflejen conceptos “nuevos” (entendiendo esta novedad como lo referente esta LOMCE aprobada), ésta no ha calado en el docente de a pie porque no se ha hecho un trabajo previo de análisis (eso de las ideas previas tan útil en el día a día) entre el profesorado de distintos medios socioculturales y de distintos niveles. No ha calado porque en realidad lo que siempre se ha pretendido es dar un “aire” nuevo pero seguir controlando desde el poder lo que se cuece en las aulas, no fuera a ser cosa que se desmadrara y a ver qué salía. Y así se siguen usando métodos, formas, controles, … iguales a los que usaban los docentes de hace años, aunque sustituyendo la tiza por un pizarrín digital.

Y ahora nos encontramos con una nueva ley, la LOMCE. Lamento decir que tras ver los principios en los que se basa (matizados luego porque “cantaban” muy mucho), me temo que a nivel pedagógico no va a traer nada nuevo, pero a nivel organizativo será un primer paso para el desmantelamiento de una escuela capaz de llegar a cualquier ámbito y capaz de ofrecer oportunidades parecidas (lo de igualdad de oportunidades me parece una utopía en este modelo de sociedad en el que llevamos instalados medio siglo) al alumnado de cualquier medio y nivel.

Y lo peor será que, al igual que la lista de los reyes godos, seguiremos sin saber para qué sirve ni le prestaremos atención aunque sí sabremos cuáles son sus consecuencias. Zipi y Zape, cuando al preguntársela no respondían, perdían algún vale de su bicicleta a plazos y nosotros perderemos nuestro lugar en el mundo porque nuestro castigo, por no conocer la LOMCE, será perder el acceso a una educación pública y gratuita para todos y todas.

Publicado en el Diario de Cádiz,  viernes 11 de octubre.